Anuncios

domingo, 6 de enero de 2013

Como destruir una empresa de software - El cierre de software Andina



Soy un admirador de los fundadores de software como Daniel Gumucio, Javier Aranda fundadores de Assuresoft y TrueExtend, Jorge Lopez fundador de Jalasoft, Julio Ortiz de Intersoft, Reynaldo Vargas fundador de Piramide, Juan Pablo Soliz Thomson Reuters (ex-ILS) y por último John Rutherford de software Andina.

Todos ellos son empresarios visionarios de software en la ciudad de Cochabamba - Bolivia que sufrieron mucho para llegar al éxito porque tenían una visión y consiguieron los contactos para dar cientos de empleos en Bolivia.

Armar una empresa toma varios años de trabajo y dedicación. Destruirla, toma mucho menos tiempo y bastante descaro.

Para los que no saben 2 ingenieros llamados Fernando Lopez y Jorge Peredo demandaron a software Andina.

El artículo del periódico los tiempos publica los detalles:



Quiero anunciar a la opinión pública sobre el caso de mi empresa, una de las primeras en el rubro de outsourcing en Bolivia (prestación de servicios de desarrollo de software a empresas en el exterior), misma que metió más de 2.5 millones de dólares al país en los últimos 5 años, generó trabajo para muchos profesionales bolivianos dando así sustento a sus familias. Empresa que ha tenido que cerrar sus puertas en Bolivia por culpa de 2 maleantes que quisieron conseguir dinero sin trabajar, ayudados por la corrupción que existe dentro del sistema judicial/legal.
Hace más de 25 años cuando conocí Bolivia por primera vez, escuché la expresión “Por eso Bolivia no progresa”. Lamentablemente, he visto de primera mano un motivo que limita el progreso en Bolivia y me gustaría compartir mi experiencia.

Conozco Bolivia por mi ex esposa Ana y aunque somos divorciados, mantenemos una buena relación. Ella y los 4 hijos que tenemos son orgullosamente bolivianos. Yo soy informático de profesión y viajando a Bolivia para visitar la familia de Ana, me di cuenta en los finales de los 90s, de que había muchos informáticos saliendo de las universidades, pero no muchos trabajos para ellos. Cuando la empresa donde trabajaba en USA fue comprada por otra empresa y no quería mantenerme en ese trabajo, decidí tomar mis ahorros y ver si podía iniciar algo en Bolivia y de esa forma Ana podía estar en el país que ama y mis hijos conocer la cultura de su mamá.

En 1999, Ana me presentó a Fernando López, un amigo de su curso de secundaria. Fernando, sabiendo que quería iniciar una empresa en Bolivia, me ayudó a armar un equipo de 4 informáticos. Entonces el equipo fue Fernando López, Jorge Peredo y 2 más Mi idea fue desarrollar software usando las últimas tecnologías. Como era algo que estábamos probando y nada seguro, Fernando propuso trabajar como profesionales independientes.
Trabajamos bien y pudimos desarrollar el software que tenía en mente. Mi plan era, una vez tener el producto listo, buscar inversión en E.E.U.U. para lanzar el producto y hacer el marketing. 

Desafortunadamente, el mundo había cambiado en el año 2000 porque la burbuja del .com había reventado. Pasaron meses sin encontrar inversión y para fines del año 2000, yo había gastado todo mi ahorro en pagar los honorarios, las máquinas, oficina, etc. En otras palabras fue un fracaso total. Tuve que volver a Estados Unidos en busca de otro trabajo. Pedí disculpas a los 4 informáticos, les pagué un mes extra de honorarios para que puedan buscar otro trabajo, y me fui sin dejar deudas pendientes pese a que yo no percibía ingreso alguno por más de un año.
Sin trabajo y en una economía difícil en los Estados Unidos durante 2001, viví aumentando deudas (que aún tengo gasta el día de hoy), buscando trabajo y aceptando proyectos cuando los encontraba. En Bolivia, Fernando y Jorge estaban sin trabajo, entonces les encontraba y pasaba proyectos que podían ser desarrollados fuera de Estados Unidos.

A finales de 2001, toqué muchas puertas y realicé consultaría para una empresa donde tenía contactos. Propuse un proyecto para cambiar drásticamente la tecnología de su producto, que fue aceptado al punto de ofrecerme un cargo a nivel de vicepresidente y tomar responsabilidades de ese proyecto. Pero yo sacrifiqué el puesto, que me hubiera brindado no solo tranquilidad y estabilidad económica, sino también lo más importante, volver a reunir a mi familia en mi país. En vez de aceptar eso, pensando en Fernando, Jorge y sus familias aun sin trabajo en Bolivia, propuse a esa empresa que hagamos el proyecto en Bolivia y que yo. Con un equipo de profesionales Bolivianos, prestaríamos servicios para llevarlo a cabo. El cliente aceptó la idea. Entonces presenté a Fernando y Jorge el proyecto a realizarse en Bolivia y también aceptaron la idea. Y fue así que renació la empresa Software Andina, prestando servicios de desarrollo de software en el 2001.

La modalidad de la empresa era simple. Yo viajaba a USA para conseguir (y definir) proyectos y los hacíamos en Bolivia. Cobrábamos al cliente por mi tiempo invertido y por los servicios que estaban prestando los profesionales. Todo el dinero enviado a Bolivia pagaba los honorarios de los informáticos y los gastos comunes que demanda una oficina. Y al fin del año, cualquier saldo que existía era repartido entre los que estaban trabajando, excluyéndome de esa repartición, debo decir que yo nunca recibí de lo que se repartía.
Esta modalidad no era lucrativa, pero nos daba trabajo, brindando bienestar a nuestras familias y haciéndonos competitivos contra los países de India y China que también desarrollan software.

Pare el año 2010 software andina creció, logramos obtener más proyectos, con ello contratamos a más profesionales y gracias al esfuerzo de equipo logramos ganar la confianza de los clientes que era nuestra única fuente de trabajo. Una mañana, después de varios años de prestar servicios profesionales facturando por su trabajo, Fernando y Jorge entraron a mi oficina para decir que desde ese día, no iban a trabajar más, sin ningún previo aviso ni motivo justificable. Pero les dije que como profesionales independientes, están libres de hacer lo que desean, a pesar que no era ético simplemente abandonar y dejar en medio un proyecto sin ni siquiera avisar ni coordinar con el resto del equipo del trabajo. Pese a todo les desee lo mejor para sus nuevos planes.
Lo que no imaginaba en aquel entonces era que estaban armando un complot de extorsión. A poco tiempo de abandonar su trabajo a medio proyecto, Jorge y Fernando presentaron demandas en contra de la empresa por más de USD 100,000 cada uno, con argucias inaceptables sin fundamentos verídicos.

Estos últimos 3 años han sido un infierno total, y soy testigo de un sistema legal corrupto y deprimente. Aprendí muy tarde que el primer paso cuando hay una demanda laboral, es caer al sistema corrupto, ensuciarse las manos y meter dinero. Si no lo haces, la oposición lo hará y perderás aunque ellos no tengan fundamento jurídico alguno y actúen contra las leyes. No importa si es injusto o si los montos son absurdos. Incluso es mejor para los abogados y jueces corruptos porque la coima será un porcentaje del monto total de la demanda.

En 2010 con el inicio de la demanda, me pusieron un arraigo, limitando mi habilidad de viajar. En este caso, un arraigo así es completamente contra la ley, pero en Bolivia, metiendo dinero, todo es posible. Era simplemente parte de su plan de extorsión. Limitaban mi libertad de tránsito como modo de presión para que ceda al chantaje, sabiendo que mi trabajo consistía en viajar para conseguir proyectos. Esto hacían sin meditar que ponían en peligro el trabajo de los demás profesionales que conformaban el equipo en Bolivia. Con esta situación injusta e indignante mi salud se vio quebrada, llegue a sufrir un infarto y tuve que ser intervenido con una operación de emergencia. Ahora en la actualidad soy un paciente cardiaco, condenado a llevar tratamientos y seguimiento médico de por vida. No solo perdí la tranquilidad, sino también la salud a causa del estrés infernal por luchar en hallar justicia que nunca obtuve.
Ahora sé que eso es el modus operandi de la mafia de abogados y jueces corruptos del sistema Boliviano. Donde hacen demandas contra empresas, sin importar si es justo o razonable, sin medir las consecuencias del daño que ocasionan sus acciones, haciendo cualquier suciedad para poner presión contra la empresa. Tal vez para empresas de mayores recursos es mucho más fácil negociar y pagar la extorsión, que pasar por el sistema legal corrupto. Pero que implica para una empresa pequeña? Cómo en nuestro caso, la empresa tenía una ganancia promedio de USD 5,000 por año que repartía como bono entre los profesionales al fin del año. Seguro existe el prejuicio de que “como soy gringo, soy rico”, pero ni la empresa ni yo tenemos USD 10,000 para pagar coimas, mucho menos USD 100,000 de solo UNA de las demandas, que no tiene ningún fundamento justo, verídico basado solo en falsedades y calumnias.

Sé que durante los años, Presidente Evo Morales ha decretado medidas para proteger a los obreros de explotación. Y admito que no presté suficiente atención dado el hecho que trabajaba con un grupo de profesionales. Estoy seguro que la intención del Presidente Morales no fue abrir la puerta para que 2 maleantes, profesionales, con diplomas universitarias, facturando más de 10 veces un sueldo mínimo, puedan usar el sistema legal como herramienta para robar y extorsionar con el fin de obtener dinero fácil.

Fueron casi tres años que mantuve mi confianza en que se haría justicia, pero nunca la encontré. Casi tres años de sostener una situación difícil, no solo por mi persona y mi salud, sino también para la empresa de mantener la confianza del cliente que nos proveía de proyectos, pero fue una lucha que no ganamos. Pues, con esta situación el cliente perdió la confianza, que con mucho esfuerzo habíamos logrado en 10 años de trabajo. Ya no siendo confiables ni estables, tomó la decisión de invertir y confiar en un grupo de profesionales de China dejando de lado a un grupo humano valioso. Dejaron sin trabajo a 35 profesionales capaces y honestos que no merecían ser perjudicados por las acciones de dos personas inescrupulosas que solo buscan dinero fácil sin tener que trabajar.
No se cómo expresar mi pensar a todo el equipo que perdieron sus trabajos y por sus familias, solo brindarles mi consuelo que hay un Dios justo y él sabrá proveer de otra fuente de ingresos. Rogaré a Dios por que así sea por el bienestar de sus familias.

Quiero terminar con una broma que me contaron en Cochabamba una vez, comparando a un cochabambino con un paceño. Un niño estaba caminando con 2 canastas, una canasta tapada y la otra destapada y la conversación fue así: Yo: Que tienes en las canastas? Niño: Son sapos Yo: Porque una canasta está tapada y la otra destapada? Niño: es que esta canasta tapada tiene sapos paceños. Si la destapo, los sapos se escapan. Yo: Y la otra canasta destapada? Niño: La otra canasta tiene sapos cochabambinos. Si un sapo trata de escapar, los otros sapos lo jalan por abajo.
Irónicamente, la persona que me contó esa broma fue Fernando López. En los últimos 5 años de existencia. Software Andina introdujo alrededor de USD 2,500,000 a Bolivia. Como empresa no era lucrativa, pero generó trabajo para muchos profesionales. Y como todas las personas que roban sin importar las consecuencias que tendrán sus acciones hacia los demás, estos 2 inescrupulosos, maleantes, Fernando López y Jorge Peredo han dejado destrucción por sus acciones.

Estoy seguro que Fernando y Jorge no son los únicos. Y es por personas así que Bolivia no progresa ni progresará mientras no se cambie el sistema corrupto e injusto.

John Rutherfurd.




El problema es que Software Andina no pagaba los beneficios de la ley laboral si no que tenía a sus empleados con la modalidad prestación de servicios. Es decir que sus empleados no estaban asegurados en la caja y no gozaban de quinquenio ni AFPs.

Yo entiendo, que un empleado con tantos años de trabajo desee tener esos beneficios. En especial si tienen familia. Pero también entiendo el otro lado, entrar a la ley laboral y poner a tus empleados de planta es bastante costoso. Si contratas a un tipo de planta, le tienes que pagar aguinaldo+quinquenio+canastón+pago de impuestos a la caja+AFP, etc, etc, etc. Y no les cuento el infierno de tiempo que toma registrar a la empresa. Toma varios meses.

El gobierno tiene que mejorar si quiere recaudar más dinero de empresas legales. Por culpa de su pésima administración y burocracia incentiva a varias empresas truchas que no están ni registradas.

He tenido el gusto de hablar con John Rutherford y me pareció un hombre honesto y de palabra. La gente que trabajó con él dice que era una persona justa.

También tengo entendido que Software Andina era una empresa de software con uno de los más altos promedios salariales en Cochabamba. También tenía un bajo nivel de deserción. Algo que si tengo entendido es que se trabajaban 10 horas al día en horario continuo. Personalmente me parece demasiado, pero ese tiempo de trabajo no es infrecuente ver en otras empresas de software.

El nivel de la gente era alto, la exigencia era buena. Uno piensa...si los contactos son gringos deben pagar varios miles de dólares y entonces porqué la mayoría de los sueldos son de menos de mil quinientos dólares ? 
Un norteamericano encargado en desarrollo de software gana 5000 $us mes. Porqué los bolivianos ganan mucho menos.

La respuesta es que Bolivia compite contra chinos, indios, pakistaníes, etc. Si usted quiere abrir una empresa de software, le recomiendo trabajar con Pakistán, con 200 $us mes, los programadores se lo pueden hacer lo que sea.

Es por eso que es muy difícil abrir una empresa en Bolivia. Y me caló hondo lo que dijo John...por eso Bolivia no progresa. ...porqué tiene una justicia corrupta que trabaja a base de coimas (sobornos).

Se me viene a la mente el caso de Jacob Ostreicher, un norteamericano que invierte en Bolivia y que pierde toda su fortuna por una mafia que trabajaba dentro del ministerio de gobierno que lo acusa de ganancias ilícitas.

Lo mismo sucede con John Rutherford en el caso de software Andina. Es una empresa pequeña. No creo que John sea pobre como afirma, pero los gringos son así. Gastan más de lo que un boliviano puede entender. Y estaba en su derecho. Si John hubiese sido boliviano, seguramente habría charlado con Fernando Lopez y Peredo y hubiesen llegado a un acuerdo interno. Pero para los gringos las cosas son blancas o negras. Lamentablemente los latinos conocemos el color plomo, plomo oscuro y plomo claro o negrito blanquecino. La diferenciación del bien y el mal es más difusa.

Los mediocres salarios de los abogados y otros profesiones nos hacen sobrevivir con dineritos de aceites, aceleradores, coimas.

¿Cómo eliminar la corrupción?

Juicios acelerados. Mejores pagos a los abogados. Si el juicio es rápido y justo todos querrán pagar mejor.

El facebook de software Andina:


En síntesis, yo se que en estos momentos hay varias personas que piensan que sus jefes los explotan y les pagan una miseria. En el caso de mi país Bolivia, las leyes apoyan en gran forma al empleado especialmente si no se cumplen las leyes laborales. Las multas son terribles. Como empleadores, se deben asesorar legalmente no vaya a ser que un empleado descontento haga quebrar toda la empresa.

El gobierno debe pensar en los empresarios. Se puede vivir del cobro honesto (generalmente los otros países pagan un impuesto altísimo) pero legal. El vivir de la coima simplemente genera un país de mercenarios que ahuyenta la inversión extranjera que a mi parecer es esta la que mejora las condiciones de vida.

El empleado al demandar a una empresa puede quedar desempleado por años (nadie los va a querer en empresa nunca) y lo peor es que los juicios toman años (3 años el de software Andina).

Ahora, los chismes dicen que el hijo de John es un excelente nadador que nos representó en las olimpiadas y que estudia en USA (que no es muy barato de pagar). Me parece difícil de creer que una empresa de 35 empleados de solamente una ganancia de 5000 $us anuales. A mi modo de ver, se prefirió cerrar la empresa y declarla quebrada a pagar a ese par de empleados que seguramente asustaron exigiendo 100000 dólares y que en el fondo querían quedar con menos.

El odio y malestar de que la gente a la que le das pan te muerda la mano y que quiera tu comida hizo que llegase esto al otro extremo. Un extremo que estoy seguro nadie se lo esperaba.

Algo que dijo Ostreicher, víctima de extorsión del Gobierno fue lo siguiente:

El boliviano está acostumbrado a pagar sobornos y así alimenta la corrupción. Yo podría haber pagado un soborno y no ir preso pero consideré que era importante denunciar la injusticia. Si no hacemos nada contra la corrupción, esta acabará devorándonos.

No seamos los sapos cochabambinos que no dejan surgir a los otros. 






People who read this post also read :