lunes, 31 de mayo de 2021

Recuerdos de Jose Bustillos y Carmen Mancilla



Me pareciera hace unos 5 años, pero en realidad son más de 20 que fui a Oruro por primera vez en muchísimo tiempo. Casi nunca había estado en Oruro.

Era la boda de la hermana de mi amigo Paco. Ahí conocí a don José Bustillos y doña Carmen. Don José era un señor bonachón. Esas personas que solo destellan amor y que siempre cuentan chistes. Super amable.

Uno de los consejos que siempre lo voy a recordar es el que nos dijo a su hijo y a mí sobre nuestros primeros salarios:

"Primero casa y después auto".

Ese consejo ayudó mucho a priorizar los gastos de mi salario en algo que es tan caro. Tener un lugar donde vivir. El dinero no me daba para una casa en una buena zona así que opté por un departamento. Valiosa lección que me ayudó a aprender a ahorrar con disciplina para comprarlo.

Otro de sus chistes clásicos era que en Oruro solo habían 2 estaciones, la estación de invierno y la estación de tren. Es que para los sudamericanos, Oruro es frío. Para un nórdico, el frío Orureño le puede dar risa, pero para nosotros es cosa seria. 

Son hermosos los recuerdos en su acogedora casa. Los perritos en los techos, los gatitos jugando todo el tiempo. Era una familia tan unida y tan linda. Vez que voy a Oruro pienso en ustedes, me recuerdan el mágico carnaval. Recuerdo un carnaval que don José nos dio una especie de sombreros con forma de sombrilla. Nos veíamos totalmente ridículos con los sombreros, pero vaya que bien cubría del fuerte sol y de la lluvia. Un excelente invento. El autito extravagante que parecía de los cazafantasmas me trae hermosos recuerdos de los paseos por la ciudad. Pasear con ustedes era siempre una aventura.

Doña Carmen era igual. Siempre de buen humor. Sé que podían ambos enojarse mucho y que renegaban a veces, pero frente a nosotros los invitados un amor de gentes. 

Gracias a Dios pudieron disfrutar de sus nietos y tuvieron una vida plena. 

Los voy a extrañar mucho y estoy seguro que nos veremos en el cielo el día que me toque ir (fija que entro ahí arriba yo también al igual que Uds.). Ahí nos tocará hablar y reír como en los viejos tiempos. Nos harán mucha falta.




People who read this post also read :



1 comentario: