lunes, 21 de mayo de 2012

El paladín tecnológico en la nación camba

Estuve muchas veces en Santa Cruz siguiendo los pasos del Che Guevara en Valle Grande, la Higuera o muchas veces me vine de paseo en los hoteles enormes que tiene esta ciudad.

También me vine a ver las ruinas de Samaipata con mi amada esposita. Estuve también en algunas conferencias efectuadas por universidades y consultorías.

Santa Cruz es sin lugar a dudas una tierra pujante en constante crecimiento. Hay gente con muchísimo dinero y gente pobre también. Existen robos, pero también gente muy amable y hospitalaria.


¿Ciudad cara ?

Hay gente que sobrevive con el salario mínimo. El cruceño esta abierto al progreso y tiene menos reservas en el gasto.
Si hay una gran diferencia entre el colla (occidental boliviano)  y el cruceño, es que el cruceño está dispuesto a realizar mayores inversiones en tecnología.

Estos meses estuve reunido con CAINCO, SOFÍA, TIGO, ingenios y la conclusión que obtengo es la misma.

El cruceño es y quiere ser la locomotora de Bolivia. No tiene miedo al progreso y la tecnología. La acoge con los brazos abiertos.

¿ De no ser por los collas, Santa Cruz no estaría donde está?

Se cita mucho a Max Fernandez, un colla que de camionero llegó a ser dueño de la cervecería más grande del país. Sin embargo, conociendo a los empresarios de acá noto que son bolivianos de padres o abuelos europeos. Han viajado mucho por el mundo y eso les ha dado una visión altamente progresista.

Creo definitivamente que los collas debemos comenzar a observar a este departamento vecino y comenzar a pensar en grande. En vez de cuidar los pocos centavos que ganamos día a día, debemos pensar en crear nuestra empresa, crear nuestras propias ideas para generar mayor cantidad de trabajos y tecnología.




People who read this post also read :



No hay comentarios:

Publicar un comentario