Anuncios

miércoles, 4 de enero de 2012

Web 2.0 y la educación a distancia

(3ª entrega de Web. 2.0)
Foto cortesía de digitalart
Foto cortesía de digitalart

El aprendizaje virtual significa aplicar las nuevas tecnologías al desarrollo de metodologías alternativas para alumnos a distancia que por alguna razón tengan que mantenerse alejados, priorizando en la calidad de la docencia y al tiempo disponible.

Hoy en día la educación a distancia es vista como un esfuerzo socializador, ya que el estudiante no aprende únicamente de un profesor y un libro de texto, sino de los demás alumnos, de sus compañeros, del feedback de sus propias inquietudes, de los medios de comunicación y del entorno en el cual se desenvuelve.

Pero aun con todo esto, Internet está al alcance de todos, el profesor deja de estar en un nivel más alto y de ser omnipotente; nuestros tiempos obligan a que esta circunstancia cambie, pero todo esto no contribuye en pleno a que se haga más vertical la línea de reporte entre alumno y profesor. Este será un proceso a mediano-largo plazo y debe tener como pilar la comunicación entre los mismos profesores, y la búsqueda del llamado feedback por parte de los alumnos. Teniendo en cuenta algo importante: ese feedback es tan valioso como cualquiera de las enseñanzas prácticas o teóricas que expone el profesor, es la llave que descubre lo que hay detrás de sus conocimientos impartidos, de su intervención, y de la verdad absoluta que perciben de sus palabras los alumnos.

Este mencionado proceso contará con una labor de boca a boca en la cual los alumnos y otros profesores transmitirán sus impresiones, las ventajas y desventajas de las nuevas tecnologías aplicadas a la educación.
Es muy importante hacer una combinación de fuerzas entre los equipos técnicos y pedagógicos para llegar a completar aprendizajes multimedia, que  promuevan el aprendizaje por propia cuenta, el fortalecimiento del criterio y de la capacidad reflexiva y de investigación, que formarán parte de las características básicas que definen a un impetuoso estudiante virtual.

La educación a distancia requiere de una palabra que se usa mucho sin peso: compromiso, no sólo por parte de los profesores que tienen en sus manos la labor de captar la atención a distancia y mantener un interés, sino también por parte de los alumnos, que a falta de un profesor que esté físicamente demandando disciplina, deben aprender a impartírsela por sí solos, y ése también es un proceso que requiere tiempo, pero garantiza la independencia y la gestión personal de conocimientos de cada alumno y, por lo tanto, una preparación más integral y acorde con los tiempos.

Profexor.com te invita a formar parte de su comunidad, una comunidad que, más que impartir, comparte conocimientos, que está abierta a recibir el feedback de alumnos y profesores que hagan más robusto y con mayor sentido su trabajo de educación en línea. Compruébalo tú mismo, visítanos en Profexor.com y establece un nuevo canal de comunicación de ambas vías en el que te sentirás escuchado, atendido y en constante mejora.

Basado en textos de Pedro Hernández.

People who read this post also read :