Anuncios

martes, 31 de enero de 2012

La esencia de todo consiste en la cultura del cambio


Autor: Glenn Remoreras

Traducido por: Silvia Rodríguez Schwartz
Foto cortesía de Simon Howden
Foto cortesía de Simon Howden
, de profexor.com

Hoy en día casi todo el mundo está familiarizado con las redes sociales. Más y más millones de personas las comienzan a usar cada día, tal y como pasó décadas atrás con los libros y la televisión. Hoy, en un período corto de tiempo, las redes sociales han pasado a formar parte intrínseca de nuestras vidas.


Con esto en mente, ¿el adoptar herramientas sociales (con las que estamos familiarizados) será más fácil considerando dicha familiaridad con las redes sociales?


La respuesta es no. La aplicación de las redes sociales en una empresa ha sido un reto serio para algunos de los que lo han intentado. Muchas compañías han tratado y fallado. No hay nada como implementar (por ejemplo) un sistema de planificación de recursos empresariales (ERP por sus siglas en inglés) en el que tú defines los roles, procesos, guías y le pides a tus empleados que las sigan. En este escenario de un sistema de planificación de recursos empresariales (ERP) tu centro de atención es la acción, el cumplimiento y los resultados. Si cuentas con un fuerte apoyo ejecutivo, lograrás que suceda.


Adoptar las herramientas sociales en el lugar de trabajo requiere más que cumplimiento y una orden de la gerencia. Trata de una transformación cultural para todo el mundo. Por ejemplo, si un empleado tiene una idea, se dirige a donde su jefe a discutir la idea, va a la junta directiva a presentarla como una propuesta, o manda la narrativa de su idea por correo electrónico. Hoy, se puede considerar la opción de “postear” ideas y dejar que todo el mundo las lea, comente, e incluso las cambie.


El punto es la adopción de las redes sociales o la implementación de la empresa 2.0 no es fácil porque trata de cómo cambiar la forma en que la gente interactúa, colabora y trabaja. El todo es el cambio de la cultura organizacional. No es algo que puede ser “ordenado” –si fuera así se lograría un magro cumplimiento-.


Para que puedas lograr una transformación importante y que sea sustentable, tienes que trabajar al nivel de las experiencias de la gente para influenciar sus creencias y comportamientos. Solo entonces puedes entonces cambiar la forma en que actúan y trabajan. Con suficientes experiencias generadoras de creencias para cambiar los patrones mentales de tus empleados, pronto verás suceder la adopción.


Mi consejo es la aprobación de las bases a través de experiencias estructuradas de aprendizaje. La comunicación e implementación del enfoque de base debe estar centrado en los beneficios para los usuarios en primer lugar y luego en la promoción de la creación del valor para la compañía. Es más fácil convencer a los empleados de cambiar la forma en que trabajan si entienden que ese cambio les hará más fáciles sus labores. Este enfoque es importante. Es un proceso de alimentación lento, pero que refuerza la transformación del ser.


Acerca del autor: 
Glenn Remoreras es un gerente de tecnología de la información en Cemex. Tiene más de 12 años de experiencia como director informático, gerente de procesos de negocios, líder de proyectos y consultor. Él se ha enfocado en habilitar soluciones de negocios a través del uso de las capacidades de la tecnología de la información. Glenn ha estado involucrado en varios proyectos internacionales de integración post venta.

People who read this post also read :